Talleres con niños

Talleres con niños

Conocerse a uno  mismo,  saber donde  están la diferentes partes de nuestro cuerpo y aprender a moverlas consciente y fluidamente. Parece  fácil  y lo es, ademas también es divertido.

A través de diversas técnicas o ejercicios de expresión corporal, pilates, yoga ,  psicomotircidad y dinámicas,  encontraremos las diferentes posibilidades que nuestro cuerpo tiene de trabajar.  Nos sorprenderemos nosotros mimos de todo lo que podemos hacer, si conocemos nuestro cuerpo.

Estos talleres se pueden plantear como actividad extraescolar o  dentro de un campamento .

Pero también puede se una forma de compartir ,  taller padres e hijos,  juntos, ayudándose ,  colaborando para poder mejorar su postura. Una forma saludable y divertida de compartir .

Trabajando siempre bajo los  principios fundamentales del pilates, que les ayudara en su  nuestro control corporal y postural  pero también en su  día a día .

  • Concentración  El alumno aprende a unir la mente con el cuerpo, necesitamos controlar los patrones mecánicamente correctos del movimiento a  un nivel neuro-muscular.  De una forma consciente pero automática . Como pestañear.
  • El control nos enseña a hacernos cargo de nuestro cuerpo siendo  consciente de lo que estamos haciendo y cuando. Mejorando la coordinación y la agilidad.
  • Centralización El cuerpo humano tiene un centro físico del que emanan el resto de movimientos,  el abdomen, la parte inferior de la espalda y los glúteos.  Fortalecemos y controlamos nuestro abdomen.
  • Fluidez. Todos los movimientos son continuos, no tienen principio ni fin. No hay nada afilado, esforzado ni tenso. Cada movimiento en un ciclo largo y continuo, ya que así se requiere más habilidad y control.
  • La precisión  Hay que coordinar todos los movimientos y, en cuanto se conocen los pasos de cada ejercicio y uno se siente cómodo, se debe tomar el control del cuerpo e intentar hacer los movimientos correctos en cada ejercicio.
  • Es la respiración la que une la mente con el cuerpo. Los movimientos se coordinan con una respiración controlada y continua,  que mejora la oxigenación de la sangre, aumenta el volumen pulmonar y elimina toxinas del cuerpo.
top